viernes, 17 de noviembre de 2017

La curva de Laffer lo explica todo en política ...

La curva, que fue difundida por el economista Arthur Laffer, plantea que subir la tasa del impuesto no necesariamente aumenta la recaudación, porque la base tributaria cae. 


Relaciona los Ingresos Fiscales del Estado ( R ) con los tipos impositivos ( t ) …
Si el tipo impositivo es cero, los ingresos fiscales serán también nulos. Si por el contrario los tipos impositivos son del 100% los ingresos fiscales también se anularán, nadie trabajaría para pagar el 100% a Hacienda…
Cuentan que todo salió de una  servilleta de papel...
La historia de los grandes “business” tiene sus servilletas famosas…que se lo digan a Florentino en el Real Madrid !
Antes vino otra, a la que debe la fama su autor. Es la servilleta en la que Arthur Laffer dibujó su renombrada curva. Fue en una cena en un restaurante de Washington, en los años setenta. Laffer fue invitado por el jefe de Gabinete del entonces presidente Gerald Ford. Había otros comensales, como un periodista de The Wall Street Journal, que luego escribió esta anécdota.
Laffer trataba de explicar al asesor de la Casa Blanca las ventajas de una rebaja fiscal y para ilustrar sus ideas, tiró de una servilleta y dibujó su famosa gráfica…
John Kenneth Galbraith criticó duramente la curva de Laffer: “Es evidente que nadie en su sano juicio se toma en serio la curva y las conclusiones del profesor Laffer. Hay que otorgarle, sin embargo, el mérito de haber demostrado que una manipulación justificativa, aunque evidente, podía ser de gran utilidad práctica
Se habla de Laffer para justificar toda medida fiscal…que se lo digan a Montoro, que ya propone tributar las compras por eBay, Wallapop etc.
Para manipular eficazmente a la gente, es necesario hacer creer a todos que nadie les manipula…. (Galbraith)

Mark de Zabaleta

viernes, 10 de noviembre de 2017

Ciertamente Puigdemont no es ...

Cuenta la mitología griega que Europa era una joven doncella fenicia, hija del rey de Tiro, de la que  Zeus se enamoró locamente. Para conquistarla, Zeus se transformó en un hermoso toro blanco y se puso a pastar  junto a la playa de Tiro, donde Europa paseaba con sus doncellas… Ante la belleza y mansedumbre del animal la joven princesa se acercó hasta él para acariciar su lomo. El toro se agachó, invitando a Europa a subir sobre  él, y cuando así lo hizo la bella Europa, Zeus se la llevó volando hasta la isla de Creta donde la hizo reina de la isla. El momento de emprender este vuelo con Europa a su lomo es la imagen que muestra este cuadro de Rubens. Desgraciadamente Puigdemont no es Zeus, y no ha conquistado Europa.

Mark de Zabaleta